Avisar de contenido inadecuado

Pies en El Blog de Sexo

Expand

Reflexología sexual

reflexologiaSeguro que has escuchado hablar alguna vez sobre la reflexología ¿verdad?

Básicamente consiste en obtener una respuesta saludable de los órganos y un bienestar corporal, a través de la correcta estimulación de las terminaciones nerviosas que se encuentran en los pies, Si se hace correctamente, podemos obtener un balance de energía y además también se utiliza como método preventivo o curativa para ciertas molestias, tanto físicas como mentales.

Estimulando los puntos correctos en los pies, podemos tratar cualquier zona de nuestro cuerpo, incluso la genital, ya que todo está conectado.

Podemos mejorar nuestra vida sexual a través de la reflexología, estimulando los puntos conectados con la zona genital de forma correcta y progresiva. La zona concreta del pie donde se encuentran ubicados dichos puntos, son los laterales internos y externos del pie por la parte del talón y debajo del tobillo.

Los aspectos sexuales que pueden mejorar con la reflexologia son  a nivel reproductor y el placer sexual. Conseguiremos mejorar el funcionamiento del aparato reproductor o bien reactivar la energía que nos falta para obtener el placer sexual que tanto deseamos.

Básicamente puede ser de utilidad en los siguientes casos:

  • Impotencia sexual
  • Menstruaciones irregulares y dolorosas
  • Menopausia
  • Prostatitis (inflamación del a próstata)
  • endometritis: inflamación del sistemática del endometrio, que es la capa de mucosa que cubre la cavidad uterina.

reflexologia

  • Inflamación pélvica (EIP):  una infección de los órganos reproductores, las trompas de Falopio, el útero y los ovarios.
  • Hidrocele: Una acumulación de líquido. El tipo de hidrocele más común es la hidrocele testis, la acumulación excesiva de fluido en el cordón espermático, entre las dos capas de la túnica vaginal que recubre el testículo y la cara interna del escroto.
  • Varicocele: es la dilatación de las venas del cordón espermático que drenan los testículos.

Como ves puede ayudar a mejorar muchos problemas sexuales. Lo que tiene que quedar claro es que la reflexología no es un estímulo directamente sexual, ya que no provoca placer sexual, sino que con la estimulación de los puntos correctos, podremos liberarnos de tensiones, abrirnos más a sentir el placer sexual y mejorar algunos problemas.

Conseguiremos preparar nuestro cuerpo para que esté más receptivo a los estímulos y poder disfrutar muchos más sin tener tensiones,  preocupaciones ni nada que nos estrese o preocupe  y nos impida disfrutar de nuestra sexualidad plenamente.

Si eres de los que te apetece probar esta práctica para ver si realmente notas mejoría en tus relaciones sexuales, debes tener en cuenta algunas precauciones.reflexologia

No es recomendable practicar reflexología:

  1. En el segundo o tercer día de la menstruación ya que podría provocar mayores hemorragias.
  2. En mujeres embarazadas.
  3. Al comienzo de un herpes, ya que podría extenderse.
  4. Si se padece alguna enfermedad terminal.
  5. En enfermos crónicos del corazón.

Si padeces algún trastorno sexual o quieres mejorar tus relaciones, ¿porque no probar con algo natural como la reflexología? Lógicamente no es algo milagroso, pero con el tiempo es probable que puedas notar una mejoría  ¿no crees? no se pierde nada por intentarlo y si sigues las normas no te va a perjudicar.

¿Probarías la reflexología? Si lo has hecho ¿que tal ha ido?

Expand

Trampling, dominación bajo tus pies

¿Sabes que es trampling o en que consiste?  ya he ido hablando de  varios tipos de prácticas sexuales, y el trampling es una más de las muchas que hay y que me gustaría profundizar un poco, ¿te animas?

trampling

El trampling es una práctica sexual que podemos englobar dentro del mundo del BDSM, y básicamente consiste en pisar o caminar por encima del cuerpo de alguien, ya sea descalzo o con calzado.

Para los sumisos y  fetichistas de pies es un juego muy placentero, resulta muy excitante estar tumbado en el suelo mientras su ama pasa por encima de el como si se  tratara de una alfombra.

Una vez más es una manera de demostrar quien tiene el poder y quien domina la situación. Es un juego perfecto para que la ama someta y humille a su esclavo. El trampling suele ser más practicado por amas que por amos, ya que da más juego y es menos peligroso para el sumiso.

Como comentaba antes, se puede practicar tanto descalzo como con zapato de tacón.

tramplingPara los principiantes o para los que no les guste mucho el dolor, es recomendable que la ama haga el trampling descalza, ya que no duele y se puede soportar perfectamente.

Para los más atrevidos y amantes del trampling duro, querrán que su ama lleve puestos unos buenos zapatos de tacón, y si son de aguja mejor.

En este caso el trampling se puede convertir en una práctica algo peligrosa, ya que hay que mantener un equilibrio encima del cuerpo del sumiso, además es muy importante saber donde pisamos, ya que con un tacón de aguja podríamos atravesar la piel y dañar algún órgano.

Si queremos practicar trampling de una manera segura, tal vez deberíamos tener en cuenta algunos consejos para que todo vaya bien:

Expand

Masturbación con los pies: el placer del foot job

Como sabes hay muchas maneras de buscar el erotismo en nuestras relaciones sexuales, y es bueno ir descubriendo y probando cosas nuevas que pueden resultarnos muy placenteras.

Ya hemos hablado en alguna ocasión del fetichismo sobre los pies femeninos, en concreto del fetichismo por los zapatos de tacón. Los pies de una mujer pueden llegar a resultar muy eróticos, en todas sus variantes,   si sabemos sacarle un buen partido.

Masturbación con los pies

Proporcionar placer a un hombre con tus pies puede resultar una práctica sumamente sensual para ambos, ¿te has planteado alguna vez de practicarle una masturbación con tus pies?, si eres chico, seguro que te gustaría saber que se siente ¿verdad?

Pues bien vamos a descubrir como si se hace de la forma adecuada, la masturbación con los pies o foot job, puede llegar a ser muy excitante y morboso además de algo novedoso para nuestras relaciones sexuales.

Primero de todo es muy importante tener un buen cuidado de nuestros pies, tienen que resultar atractivos al a vista y al tacto. Por tanto hazte la pedicura y la manicura, lima las asperezas que puedas tener y sobre todo cuida la higiene.

Dependiendo de los gustos de cada uno, podemos practicar las masturbación únicamente con los pies o por ejemplo ponernos unas medias que resulten suaves al tacto y se deslicen con facilidad, a muchos hombres les encanta el tacto de las medias, incluso a algunos les gustará que utilices zapatos de tacón, aunque para ello debes tener un gran control.

Si nunca has practicado la masturbación con los pies, tal vez te resulte algo complicado al principio, especialmente te puede costar encontrar una postura cómoda y con la que no se te carguen mucho las piernas. Como todo es cuestión de práctica, así que si no te sale bien a la primera, no te preocupes, sigue intentándolo y sobretodo, que el te de indicaciones de como le gusta más.

Masturbación con los piesPara practicarle la masturbación con los pies debes encontrar una postura en la que te sientas cómoda. Una buena puede ser los dos tumbados sobre vuestra espalda o bien tu sentada y de frente, de tal manera que flexiones las rodillas en forma de mariposa juntando la planta de tus pies. Una vez te hayas acomodado en esta postura, se trata que suavemente cojas su pene entre la planta de tus pies y intentes moverlos arriba y abajo. Si ves que le cuesta mucho deslizarse o bien le haces daño, puedes lubricarte la planta de los pies para que se deslice con más facilidad.

Si ves que con la planta de los pies no logras tener control de tus movimientos, puedes probar de hacerlo con los pies rectos, de tal manera que su pene  quede sujeto entre medio de los dos, en la zona del puente.

También puedes probarlo con la postura del perrito, te pones de espaldas a el y coges su pene entre tus pies, aunque tal vez te cueste más controlar tus movimientos al no estar de frente y hacerlo del revés. Otra alternativa es sentarte encima su pecho y desde ahí coger su pene con tus pies y juguetear un poco.