Avisar de contenido inadecuado

Peep Show en El Blog de Sexo

Expand

Pascha, uno de los paraísos más grandes de sexo

PaschaEn la ciudad de Colonia (Köln) situada en Alemania junto al Rhin, se encuentra Pascha, uno de los burdeles más grandes del mundo, 27000 m2 distribuidos en 12 plantas y con más de 120 prostitutas.

Este llamativo edificio se ha convertido en uno de los más importantes de la ciudad, donde pasan por allí más de 1000 hombres al día.

Por si no fuera poco,cabe decir que este burdel está abierto los 365 días del año, las 24 horas del día.

Mucha gente puede pensar ¿como es posible que exista un burdel de estas dimensiones y que no haya ninguna queja de los ciudadanos? Es muy sencillo, prefieren tener a todas las prostitutas reunidas en un mismo edificio donde existe un control, que no distribuidas por la ciudad. Además hay que recordar que en Alemania la prostitución está legalizada.

Es bien sabido que el sexo vende, y en todas partes existe la prostitución, en mayor o menor medida, pero creo que de esta manera tienen contentos a los ciudadanos y además las prostitutas se sienten mucho más protegidas. Ellas solo tienen que pagar una renta diaria de unos 180 euros y tienen derecho a una habitación con gastos incluidos.

Todas las mujeres deben aportar documentación y certificados sanitarios. Están dadas de alta en la Seguridad Social, no pueden ser obligadas a estar con un cliente si no quieren, según la ley ellas negocian el precio y nadie podrá quedarse con una parte de los beneficios, únicamente deberán pagar la renta.

Como decía el burdel se distribuye en 12 plantas, entre la cuales nos encontramos con una gran diversidad. En la planta baja tenemos la zona de bar con  espectáculos de streptease con mas de 30 bailarinas profesionales, a la que cualquier cliente puede acceder y está totalmente prohibido mantener relaciones sexuales con ningunas de las chicas.Pascha

 Si se quiere acceder al resto del edificio, hay un control de seguridad donde los clientes deberán pagar  el precio de entrada. En el resto de plantas tenemos una gran variedad de servicios, nos podemos encontrar desde una planta dedicada especialmente a transexuales, hasta una planta de bajo coste, donde los servicios ofrecidos por las prostitutas son más económicos.

Una de las plantas superiores, está dedicada exclusivamente a clientes que quieran disfrutar de una zona de lujo, en la que encontrarán, barra libre, salones privados, masajes, sauna y disfrutar de la compañía de una chica durante media hora. Todo esto lo puedo disfrutar en un plazo de 24h por un precio de 100€.

Por entrar a la zona del bar, no hay entrada, pero para acceder al resto de plantas deben pagar  5 euros. El precio de los servicios que se prestan, es a partir de unos 50 euros, dependiendo de lo que busque cada uno. Los hombres mayores de 65 años tienen un descuento especial del 50% en los servicios y además también tienen una curiosa oferta que consiste en que todos aquellos hombres que se atrevan a tatuarse el logotipo del burdel en su cuerpo, tendrán entrada gratis de por vida al local ( se ahorraran 5 euros).

Como ves, el que no encuentra lo que busca aquí dentro, no será porque no tiene variedad.

Te dejo el enlace a la web de Pascha para que le des un vistazo, donde podrás encontrar más información e incluso un vídeo.

¿Que te parece la idea que exista un burdel de estas dimensiones? ¿No crees que todos salen ganado?

Expand

Cabinas peep show

Aunque a veces cueste reconocerlo, muchos de nosotros somos voyeurs, nos encanta mirar.

Hay que decir que esta faceta está mucho más extendida y normalizada entre los hombres, nos es más fácil asimilar que  les gusta disfrutar de una buena película porno o bien de un espectáculo en vivo de sexoPeep show.

Ahora bien,para el público en general que le gusta disfrutar de estos espectáculos existen las llamadas cabinas peep show, que como su nombre indica, en ellas podemos disfrutar de sexo en vivo.

No todos, pero son muchos los sex shops que ofrecen este tipo de espectáculos. Normalmente son cabinas que forman una rotonda, en medio de la cual queda situada una cama giratoriarodeada de espejos.

El funcionamiento es muy simple, entras en la cabina, te acomodas e insertas una moneda. Acto seguido se sube el telón de la ventanilla, y nos encontramos con una mujer vestida de manera sugerente o en ropa interior, jugando con su cuerpo sobre una cama giratoria, o bien puede estar acompañada de un hombre para ofrecer un espectáculo de sexo explícito.

Para los voyeurs que están en las cabinas resulta una experiencia muy excitante, ya que mientras se masturban disfrutando del espectáculo. Incluso pueden imaginarse que la mujer que está en la cama, está viendo cada movimiento que hace.

Algunas de estas cabinas en vez de ofrecer espectáculos en vivo, hacen proyecciones de películas porno que puede escoger el cliente a su gusto.

Básicamente estas cabinas están enfocadas a hombres, ya que no es habitual ver a mujeres interesadas en asistir a este tipo de espectáculos, al menos no están interesadas en asisitir solas.

¿Pero que pasa si es una pareja la que quiere probar la excitación que provoca ver un pee show?