Avisar de contenido inadecuado

Fetichismo, Masturbacion en El Blog de Sexo

Expand

Masturbación con los pies: el placer del foot job

Como sabes hay muchas maneras de buscar el erotismo en nuestras relaciones sexuales, y es bueno ir descubriendo y probando cosas nuevas que pueden resultarnos muy placenteras.

Ya hemos hablado en alguna ocasión del fetichismo sobre los pies femeninos, en concreto del fetichismo por los zapatos de tacón. Los pies de una mujer pueden llegar a resultar muy eróticos, en todas sus variantes,   si sabemos sacarle un buen partido.

Masturbación con los pies

Proporcionar placer a un hombre con tus pies puede resultar una práctica sumamente sensual para ambos, ¿te has planteado alguna vez de practicarle una masturbación con tus pies?, si eres chico, seguro que te gustaría saber que se siente ¿verdad?

Pues bien vamos a descubrir como si se hace de la forma adecuada, la masturbación con los pies o foot job, puede llegar a ser muy excitante y morboso además de algo novedoso para nuestras relaciones sexuales.

Primero de todo es muy importante tener un buen cuidado de nuestros pies, tienen que resultar atractivos al a vista y al tacto. Por tanto hazte la pedicura y la manicura, lima las asperezas que puedas tener y sobre todo cuida la higiene.

Dependiendo de los gustos de cada uno, podemos practicar las masturbación únicamente con los pies o por ejemplo ponernos unas medias que resulten suaves al tacto y se deslicen con facilidad, a muchos hombres les encanta el tacto de las medias, incluso a algunos les gustará que utilices zapatos de tacón, aunque para ello debes tener un gran control.

Si nunca has practicado la masturbación con los pies, tal vez te resulte algo complicado al principio, especialmente te puede costar encontrar una postura cómoda y con la que no se te carguen mucho las piernas. Como todo es cuestión de práctica, así que si no te sale bien a la primera, no te preocupes, sigue intentándolo y sobretodo, que el te de indicaciones de como le gusta más.

Masturbación con los piesPara practicarle la masturbación con los pies debes encontrar una postura en la que te sientas cómoda. Una buena puede ser los dos tumbados sobre vuestra espalda o bien tu sentada y de frente, de tal manera que flexiones las rodillas en forma de mariposa juntando la planta de tus pies. Una vez te hayas acomodado en esta postura, se trata que suavemente cojas su pene entre la planta de tus pies y intentes moverlos arriba y abajo. Si ves que le cuesta mucho deslizarse o bien le haces daño, puedes lubricarte la planta de los pies para que se deslice con más facilidad.

Si ves que con la planta de los pies no logras tener control de tus movimientos, puedes probar de hacerlo con los pies rectos, de tal manera que su pene  quede sujeto entre medio de los dos, en la zona del puente.

También puedes probarlo con la postura del perrito, te pones de espaldas a el y coges su pene entre tus pies, aunque tal vez te cueste más controlar tus movimientos al no estar de frente y hacerlo del revés. Otra alternativa es sentarte encima su pecho y desde ahí coger su pene con tus pies y juguetear un poco.